Conferencia de Prensa Habitual Ofrecida 27 de abril de 2020 por Portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores Geng Shuang
27/04/2020

La pandemia de COVID-19 se está extendiendo rápidamente en África, presentando enormes desafíos para los países africanos. Para brindar más apoyo técnico a África, el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Comisión Nacional de Salud organizarán una serie de videoconferencias sobre intercambio técnico sobre la COVID-19, durante las cuales los profesionales médicos chinos compartirán sus conocimientos con funcionarios africanos y expertos en prevención y control de epidemias, diagnóstico y tratamiento clínico, métodos de prueba, cuarentena fronteriza y evaluación de riesgos. La primera conferencia se llevará a cabo a las 4pm, hora de Beijing, hoy.

China se siendo en su propia carne por lo que África está experimentando frente a los desafíos planteados por la propagación de la COVID-19. Hemos brindado y seguiremos brindando todo lo que podamos en cuanto a nuestro apoyo y asistencia a los países africanos a través de diversos medios. A la luz del desarrollo de la epidemia y las necesidades de los países africanos, China ofrecerá más suministros antiepidémicos, enviará más equipos médicos, acelerará la construcción de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África e intensificará la cooperación entre China y África en materia de salud pública y prevención y control de enfermedades. Estamos listos para trabajar con África para lograr la victoria final contra la COVID-19.

KBS: Se informa que China envió recientemente un equipo médico a la RPDC para ayudarlo a lidiar con la COVID-19. Pero también hay informes de que el equipo debía tratar la condición del presidente Kim Jong Un. ¿China ha enviado un equipo médico a la RPDC? Si es así, ¿tiene algo que ver con la salud del presidente Kim?

Geng Shuang: Pones las dos cosas juntas, pero me temo que responderlas por separado.

En primer lugar, después de que estalló la COVID-19, que yo sepa, el Comité Internacional de la Cruz Roja y otras instituciones internacionales entregaron a la RPDC suministros antiepidémicos. China también ha proporcionado a la RPDC reactivos de prueba en caso de que sean necesarios. A medida que la pandemia se está extendiendo rápidamente por todo el mundo, mientras la contiene en casa, China continuará brindando asistencia a los países que lo necesiten dentro de nuestras capacidades.

En cuanto a su segunda pregunta, recuerdo que se hizo una similar la semana pasada, y dije que no yo no conocía la fuente de la noticia. A su presente pregunta, tengo que responder lo mismo, que tampoco sé de dónde provienen esas noticias, y no tengo información para ofrecer en este momento.

NHK: ¿China envió un equipo médico a la RPDC para ayudar a lidiar con la COVID-19?

Geng Shuang: Lo que acabo de decir es que la parte china ha proporcionado a la RPDC algunos reactivos de prueba en caso de que sean necesarios. Los reactivos de prueba y un equipo médico son dos conceptos diferentes. También he dicho que a medida que la pandemia se está extendiendo rápidamente por todo el mundo, mientras la contiene en el hogar, China continuará brindando asistencia a los países que lo necesiten dentro de nuestras capacidades.

Reuters: Hay informes de que China trató de bloquear un informe de la UE alegando que Beijing estaba difundiendo desinformación sobre el brote de coronavirus. ¿Por qué China hizo eso?

Geng Shuang: Primero, debo enfatizar que China se opone a la creación y difusión de desinformación por parte de cualquier individuo o institución. China es una víctima en lugar de ser una fuente de desinformación.

Desde que estalló la pandemia, de manera abierta, transparente y responsable, el gobierno chino ha estado compartiendo información y experiencia, participando en la cooperación internacional antipandémica y brindando apoyo y asistencia a otros países lo mejor que hemos podido, los cuales han ganado alto reconocimiento y aprobación de la comunidad internacional.

Es justo decir que ganamos el aprecio internacional con nuestros arduos esfuerzos, sinceridad y cumplimiento de responsabilidades, no a través de la difusión de la desinformación.

La desinformación y las recriminaciones no sirven para la cooperación global contra el brote. La comunidad internacional debe resistir conjuntamente la desinformación, cooperar de buena fe para ayudarse mutuamente en aras de vencer esta pandemia en una fecha temprana y salvaguardar juntos la seguridad de la salud pública mundial.

TV de Shenzhen: Más personas en los Estados Unidos ponen en duda la respuesta del gobierno de los Estados Unidos a la pandemia. El 4 de abril, el Washington Post publicó un artículo de investigación en profundidad que ofrece una visión panorámica de cómo y por qué el gobierno de los EE. UU. manejó la epidemia de manera deficiente en las primeras etapas. El 13 y 19 de abril, en las reuniones de prensa de la Casa Blanca, los periodistas de CBS y CNN cuestionaron la demora en la respuesta del gobierno de EE. UU. a la COVID-19 cuando ya conocía los riesgos potenciales de la propagación mundial. El 14 de abril, The Atlantic dijo en un artículo que la razón principal del gran brote de casos en los Estados Unidos es la falta de medidas gubernamentales enérgicas. El 21 de abril, Los Angeles Times informó que, según los resultados de la autopsia publicados por los funcionarios de salud del condado de Santa Clara, el primer caso de muerte por el nuevo coronavirus fue en realidad el 6 de febrero, casi un mes antes de la primera muerte conocida declarada por el Centro Americano para el Control de Enfermedades. Los funcionarios de Santa Clara también dijeron que las personas en California podrían estar infectadas ya en diciembre pasado. ¿Cuál es tu comentario?

Geng Shuang: De hecho, muchos en los Estados Unidos han estado cuestionando y preocupándose si el gobierno de los Estados Unidos ha respondido oportuna y efectivamente al brote. Quieren aclarar los hechos: ¿cuándo ocurrió el primer caso en los Estados Unidos? ¿El gobierno de los Estados Unidos está ocultando algo? ¿Por qué está buscando desesperadamente echarle la culpa a otros países y organizaciones internacionales?

Esperamos que el gobierno de los Estados Unidos pueda responder oportunamente a las preocupaciones de su propio pueblo y la comunidad internacional. La OMS también puede ser invitada a ayudar a revisar este proceso.

Las enfermedades infecciosas son el enemigo común de toda la humanidad, y tanto el pueblo chino como el estadounidense son víctimas. Sólo a través de la solidaridad y la cooperación puede la comunidad internacional ganar la guerra contra el virus. Esperamos que EE. UU. adopte una actitud abierta, transparente y responsable, tome medidas efectivas para salvaguardar la vida y la salud de su gente y trabaje con la comunidad internacional para salvaguardar la seguridad de la salud pública mundial.

Reuters: Usted mencionó que quizás la OMS pueda ser llamada para investigar a los EE. UU., entonces, ¿qué cree exactamente que debería investigar sobre la respuesta de los EE. UU. a la COVID-19?

Geng Shuang: El periodista chino citó algunas dudas sobre el gobierno de los EE. UU. por parte de los medios, grupos de expertos y profesionales estadounidenses. Al escuchar esas dudas, las personas tienen buenas razones para expresar sus preocupaciones. Esperamos que el gobierno de los Estados Unidos pueda responder oportunamente a las preocupaciones de su propio pueblo y la comunidad internacional.

The Paper: según lo expuesto por los medios estadounidenses el 24 de abril, el Comité Senatorial Republicano Nacional envió a las campañas un memorando detallado de 57 páginas que aconseja a los candidatos republicanos que aborden la crisis del coronavirus "atacando agresivamente a China". El memo destaca tres líneas principales de asalto: que China causó el virus "encubriéndolo", que los demócratas son "blandos con China" y que los republicanos "presionarán por sanciones contra China por su papel en la propagación de esta pandemia". El memorándum también muestra que los republicanos tienen la intención de seguir especulando el tema de China en la campaña electoral. ¿Me pregunto si tienes algún comentario?

Geng Shuang: Noté informes sobre eso. Es demasiado obvio por qué algunas fuerzas políticas en los Estados Unidos han estado atacando obsesivamente a China utilizando la pandemia como arma.

Estados Unidos afirmó una y otra vez que "China difunde la desinformación". Si esos informes son ciertos, debemos preguntarnos: ¿quién ha sido exactamente la fuente de desinformación?

Nos oponemos firmemente a los intentos de algunas personas en los Estados Unidos de obtener votos y socavar los intereses de China difamando a China en el contexto de la pandemia y las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

JoongAng Ilbo: Los informes dicen que Song Tao, ministro del Departamento Internacional del Comité Central del PCCh, viajó a la RPDC. ¿Puedes confirmar eso? Además, ¿puede confirmar si un equipo médico de unos 50 médicos y enfermeras ha sido enviado a la RPDC?

Geng Shuang: Como le dije a su colega, no sé cuál es su fuente, y no tengo nada que decir al respecto.

Reuters: Dadas estas acusaciones sobre el manejo diferente del virus en varios países, ¿hay algún momento en el futuro en el que China apoyaría una investigación independiente sobre el virus incluido cómo ello comenzó en China?

Geng Shuang: Primero, debo subrayar que ser el primer país en reportar casos de la COVID-19 no necesariamente convierte a China en el origen del nuevo coronavirus. Como dijimos repetidamente, el origen del nuevo coronavirus es un asunto científico complicado que debería ser objeto de estudio para científicos y expertos médicos. Algunos políticos están tratando de hacer maniobras políticas sobre el origen para difamar a otros países, pero sus intentos impopulares nunca tendrán éxito.

Desde que estalló la epidemia, China ha estado luchando contra la COVID-19 de manera abierta, transparente y responsable. Reportamos los casos a la comunidad internacional, compartimos la secuencia del genoma del virus y llevamos a cabo una cooperación internacional para contener el brote, todo a la primera hora. En este proceso, China ha acumulado una valiosa experiencia y ha hecho contribuciones significativas a la lucha global, que ha sido presenciado y aplaudido por la comunidad internacional.

En este contexto, la llamada "investigación" propuesta por algunas personas no es concordante con el entorno de los esfuerzos internacionales concertados contra el virus. Su manipulación política es particularmente impopular.

China continuará apoyando firmemente a la comunidad internacional para derrotar la pandemia. Continuaremos ayudando a otros países tanto como podamos. Como anuncié antes, habrá videoconferencias entre China y países africanos. También les ofreceremos un apoyo mayor y más concreto y palpable.

La tarea urgente para todos los países todavía se está centrando en la cooperación internacional en lugar de acusarse con los dedos hasta exigir las responsabilidades, nada de eso es constructivo.

Seguimiento: ¿Es correcto decir que, bajo la situación política actual, no es posible una investigación independiente sobre China o cualquier otro país?

Geng Shuang: Como dije, la tarea urgente para todos los países es coordinar y cooperar para derrotar la pandemia. Las maniobras políticas son simplemente inútiles y no constructivas.

Reuters TV: En primer lugar, hasta donde China entiende, ¿en qué estado de salud se encuentra el líder norcoreano en este momento? En segundo lugar, ¿China acoge con beneplácito la idea de una investigación independiente sobre el origen del virus unos meses después cuando las cosas se hayan calmado un poco internacionalmente?

Geng Shuang: Su primera pregunta también fue planteada por varios otros periodistas. Me temo que no tengo nada que decir al respecto. Como dije la semana pasada, China y la RPDC son vecinos cercanos, y trabajaremos con la RPDC para avanzar en las relaciones bilaterales.

En cuanto a la segunda pregunta, rastrear el origen de un virus es un asunto científico que debe ser estudiado por científicos y profesionales. La investigación del origen del virus no puede completarse realmente sin formar una cadena de evidencia que se corrobore mutuamente con una gran cantidad de información biológica y hallazgos epidemiológicos.

Mientras tanto, rastrear el origen es un problema científico difícil, y a menudo lleva mucho tiempo para llegar a una conclusión clara, y todavía hay incertidumbres. El proceso para rastrear los orígenes de muchas enfermedades en la historia humana ha llevado más de diez años o incluso décadas. Aunque se han hecho algunos progresos, aún no se han encontrado respuestas definitivas, y la investigación todavía está en curso hoy.

Científicos de todo el mundo están llevando a cabo investigaciones sobre el origen del nuevo coronavirus. Presentaron varios puntos de vista, hipótesis y especulaciones. Sin embargo, los resultados de la investigación preliminar internacional no pueden todavía identificar las rutas de transmisión iniciales del nuevo coronavirus. Por lo tanto, en la actualidad, cualquier conclusión definitiva del origen simplemente carece de evidencia científica y está en contra del espíritu de la ciencia.

Aquí, me gustaría señalar que rastrear el origen del virus en sí es un problema científico, cuyo propósito consiste en evitar que tales brotes vuelvan a ocurrir y causar daños a la sociedad humana, en lugar de reprochar y culpar a otros, y mucho menos perseguir recriminaciones y reclamar indemnizaciones. No existe tal precedente o disposición legal internacional.

Como la COVID-19 todavía se está extendiendo por todo el mundo, los países deberían centrarse en la contención, el diagnóstico y el tratamiento de la pandemia. La politización de rastrear el origen del virus es inconsistente con el propósito de la investigación científica relevante e interfiere a la cooperación internacional pertinente, lo que socavará la confianza mutua entre países e impedirá los esfuerzos mundiales para combatir la pandemia.

Para sus Amigos:   
Imprimir
<