Respuesta a las especulaciones malintencionadas que teje El País respecto a la información sobre Xinjiang
26/11/2019

Desde el día 16 de noviembre, algunos medios de Occidente, representados por The New York Times, recurriendo a los supuestos "documentos internos" del Gobierno chino, empezaron a tejer malintencionadamente especulaciones sobre noticias relacionadas con Xinjiang.

 

Lamentablemente, hemos visto que, tras una "trabajosa" traducción y varios "corta y pega", el 25 de noviembre, El País también se incorporó a la última ronda de especulaciones.

 

En relación a este asunto, la Embajada de la R. P. China quiere responder lo siguiente:

 

Esta Misión Diplomática nunca ha abandonado su deseo de facilitar a El País mayores detalles; al contrario, le ha proporcionado toda la información necesaria para aclarar la política y la posición de China respecto al tema de Xinjiang, incluidos los libros blancos correspondientes. Sin embargo, nuestra posición ha sido ocultada y censurada, puesto que parece no ser la que quieren conocer y escuchar algunas personas con malas intenciones.

 

Aprovechamos esta ocasión para reiterar que el tema de Xinjiang es un asunto interno de China. No se trata de un problema religioso, étnico o de derechos humanos; es una lucha contra el terrorismo y el separatismo. De 2015 a esta parte, China ha publicado siete libros blancos sobre Xinjiang, en los que se han detallado exhaustivamente la lucha antiterrorista y la desradicalización, así como la educación y formación vocacional, entre otros temas.

 

En el peodo comprendido entre 1990 y 2016, en Xinjiang se produjeron miles de incidentes de violencia terrorista, causando grandes pérdidas humanas y materiales. Ante esta severa situación, el Gobierno Central y las autoridades de esta región autónoma se vieron obligados a actuar, dentro de la ley, para combatir con firmeza los actos de violencia y terrorismo, tomando una serie de medidas de desradicalización y prevención del terrorismo.

 

En los últimos tres años, en Xinjiang, víctima de las desastrosas consecuencias del terrorismo, no se ha producido ningún incidente terrorista y los ciudadanos de diversos grupos étnicos tienen garantizados su derecho a la vida, a la salud y al desarrollo, entre otros derechos fundamentales. La mayoría de los países de la comunidad internacional, incluidos todos los países árabes, han dado apoyo expreso a China en su política para con Xinjiang.

 

Por tanto, recomendamos que los editores y reporteros de El País se centren en atender los comentarios de sus lectores sobre las noticias que publican y que, en lugar de traducir o reproducir trabajosamente reportajes de sus colegas norteamericanos, se ocupen de pesquisar los problemas que más preocupan al lector español. Creemos que esto contribuirá a aumentar la venta de ejemplares de su periódico.

 

Tejer especulaciones malintencionadas sobre China, desacreditándola e incluso demonizándola, solo confundirá y dará una orientación equivocada al público español, y va en contra del enorme esfuerzo realizado por los diversos sectores de China y España para fortalecer las relaciones bilaterales.

 

La Embajada de la R. P. China espera que El País se adhiera al principio de "contar la verdad" y, junto con otros medios españoles, trabaje para contribuir positivamente al desarrollo sano y estable de las relaciones entre China y España.

 

 

Jefe de Prensa

Embajada de la R. P. China en España

25 de noviembre de 2019

Para sus Amigos:   
Imprimir
<