Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores
20/05/2020

El 20 de mayo de 2020, el Secretario de Estado de los Estados Unidos Michael Pompeo emitió una declaración felicitando a Tsai Ing-wen, líder de la región de Taiwan, por su asunción del cargo. Se dirigió a Tsai como la supuesta "presidenta" y se jactó de la supuesta "asociación" de Estados Unidos con Taiwan. Además, algunos funcionarios del gobierno y políticos de EE. UU. enviaron por video mensajes de felicitación a Tsai. Tales acciones de la parte estadounidense constituyen una violación flagrante del principio de una sola China y de lo estipulado en los tres comunicados conjuntos entre China y Estados Unidos, y una grave interferencia en los asuntos internos de China. La parte china expresa nuestra fuerte indignación y condena al respecto.

Hay una sola China en el mundo y Taiwan forma parte inalienable del territorio chino. El Comunicado Conjunto sobre el Establecimiento de Relaciones Diplomáticas entre la República Popular China y Estados Unidos establece explícitamente que Estados Unidos reconoce que el Gobierno de la República Popular China es el único gobierno legítimo de China. En este contexto, el pueblo estadounidense mantiene relaciones culturales, comerciales y otras no oficiales con el pueblo de Taiwan. Las palabras y acciones de la parte estadounidense constituyen una grave violación del principio de una sola China y los tres comunicados conjuntos entre China y Estados Unidos, una abierta contravención de los compromisos hechos por el propio gobierno estadounidense, una señal equivocada a las fuerzas secesionistas por la independencia de Taiwan, y un perjuicio a la paz y estabilidad del Estrecho de Taiwan y a los lazos sino-estadounidenses.

La cuestión de Taiwan atañe a la soberanía e integridad territorial, así como a los intereses esenciales de China. El Gobierno y el pueblo chinos tenemos la firme e invariable determinación de oponernos a las actividades secesionistas por la "independencia de Taiwan" y salvaguardar la soberanía nacional e integridad territorial de China. Tenemos la firme e invariable determinación de oponernos a la intervención en nuestrsos asuntos internos por parte de cualquier fuerza extranjera. Y tenemos la firme e invariable determinación de lograr la reunificación de los dos lados del Estrecho de Taiwan. Advertimos solemnemente a la parte estadounidense que, la "independencia de Taiwan" no tendrá ninguna salida. Cualquier intento de envalentonar o apoyar las fuerzas separatistas está condenado al fracaso. Cualquier acción que ponga en peligro los intereses esenciales de China e interfiera en los asuntos internos de China tendrá una respuesta contundente por parte de China. Nada podrá detener la tendencia histórica hacia la reunificación de China. La parte china insta a la parte estadounidense que corrija inmediatamente sus errores, acate estrictamente el principio de una sola China y lo estipulado en los tres comunicados conjuntos entre China y Estados Unidos, ponga fin a todos los contactos oficiales con Taiwan y las manipulaciones destinadas a fomentar las relaciones sustanciales con Taiwan, deje de intervenir en los asuntos internos de China, y detenga toda acción o retórica en detrimento de la paz y estabilidad de los dos lados del Estrecho de Taiwan, así como en perjuicio de las relaciones sino-estadounidenses en su conjunto.

China tomará las medidas necesarias para dar respuesta a las acciones erróneas arriba mencionadas de Estados Unidos. Y la parte estadounidense debe asumir todas las consecuencias que se deriven de ello.

Para sus Amigos:   
Imprimir
<