Rueda de Prensa del Consejero de Estado y Ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi sobre la Política Exterior de China y sus Relaciones con el Exterior
24/05/2020

El 24 de mayo de 2020, en medio de la tercera sesión de la XIII Asamblea Popular Nacional se celebró una rueda de prensa virtual en el Gran Palacio del Pueblo, en la cual el Consejero de Estado y Ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi contestó preguntas de los periodistas chinos y extranjeros sobre la política exterior de China y sus relaciones con el exteior.

   
   

Amigos periodistas, buenas tardes.

La conferencia de prensa de este año se enmarca en el momento especial de la lucha mundial contra COVID-19. Ante todo, quisiera aprovechar la oportunidad para rendir homenaje a los trabajadores médicos de los diversos países por su entrega y esfuerzo por salvar las vidas, junto con expresar la sentida condolencia a los fallecidos por esta enfermedad. Asimismo, séame permitido expresar mi sincero agradecimiento a los gobiernos y pueblos por su comprensión, atención y valioso apoyo a China en nuestra lucha contra COVID-19.

El virus no nos vencerá a los seres humanos, lo venceremos a él sin falta. El momento más oscuro pasará y nos espera un futuro brillante.

Ahora, estoy dispuesto a contestar sus preguntas.

1. Diario del Pueblo: ¿Cuáles son las lecciones más importantes que podemos sacar de la lucha contra COVID-19?

La lección más importante es la siguiente: la vida y la salud de los pueblos nunca han sido tan entrelazadas como hoy. Y jamás somos tan conscientes de vivir en la misma aldea global y conformar una comunidad de futuro compartido de la humanidad.

El virus no respeta fronteras ni nacionalidades, y presenta un desafío común a todos. Las manipulaciones políticas crean fisuras que ayudan al virus a propagarse. Las conductas egoístas a expensas de los vecinos ayudan al virus a dividirnos y vencernos a todos. La ignorancia deliberada de los criterios científicos hace que sean más feroces los ataques del virus.

Por lo tanto, el Presidente Xi Jinping ha hecho llamamiento ante todo el mundo en múltiples ocasiones, afirmando que el virus es un flagelo común de la humanidad, y que solo será vencido a través de la unidad y la cooperación entre todos, que son las armas más poderosas para combatir el virus.

A costa de vidas, el virus nos advierte que más allá de las diferencias de ubicaciones geográficas, razas, historias, culturas y sistemas sociales, los países debemos trabajar mano a mano para construir la comunidad de futuro compartido de la humanidad y cuidar bien el planeta, nuestro único hábitat común. Para ello, uno de los objetivos importantes es acelerar la construcción de la comunidad de salud para todos. China, como país responsable, está dispuesta a aportar nuestras contribuciones.

2. CGTN: Se nota una escalada de tensiones entre China y EE.UU. por los impactos de COVID-19 y las elecciones generales de EE.UU.. ¿Está usted preocupado por un mayor deterioro de los lazos sino-estadounidenses?

En estos momentos, EE.UU. ya es el país más golpeado por COVID-19 en el mundo, con una pérdida diaria de centenares de vidas. Expresamos nuestra solidaridad al pueblo norteamericano por sus sufrimientos y esperamos y formulamos votos por que el pueblo estadounidense pueda vencer el virus cuanto antes y recuperar la producción y la vida normales.

COVID-19 es un enemigo común para China y EE.UU.. Apoyarnos y ayudarnos mutuamente es el deseo común de los dos pueblos. Cuando se inició el virus, muchas agrupaciones sociales, empresas y ciudadanos estadounidenses nos echaron la mano de ayuda. Cuando EE.UU. fue azotado por el virus, el gobierno, los entes locales y todos los sectores sociales de China hemos tomado acciones activas para devolver la ayuda recibida y hemos donado a la parte estadounidense una gran cantidad de materiales médicos más necesitados. Además, hemos ofrecido apoyo y facilidades a EE.UU. para su adquisición en China. Hablando solo de las mascarillas, hemos exportado cerca de 12.000 millones a EE.UU., es decir 40 para cada uno de los estadounidenses.

Lamentablemente además de COVID-19, otro virus político se está expandiendo en EE.UU., que se expresa a través de una frenética campaña de difamaciones contra China en cada oportunidad que se les presenta. Algunos políticos han llegado al extremo de ignorar los hechos básicos, inventar demasiadas mentiras y planificar excesivas conspiraciones contra China. Recientemente, las mentiras de EE.UU. han sido recopiladas y denunciadas en Internet. Cada vez que inventan una nueva mentira, se hará más larga su lista de mentiras, se desnudará con mayor claridad su inmoralidad y se sumarán más manchas sucias a su historia.

Aquí quisiera hacer un llamamiento a ellos: que dejen de malgastar el tiempo valioso y dejen de ignorar las vidas preciosas. Entre China y EE.UU., tenemos cosas más importantes que hacer: primero, aprendernos mutuamente y compartir las experiencias antiepidémicas para respaldar a la otra parte en esta lucha contra el virus; segundo, responder a las expectativas de la comunidad internacional y participar en y promover juntos la cooperación multilateral, jugando así un papel activo en esta lucha antiepidémica global; tercero, ante la presencia prolongada del virus y la necesidad de incluir el control y tratamiento en la agenda rutinaria, llevar a cabo lo antes posible la comunicación y la coordinación de políticas macroeconómicas sobre cómo reducir los impactos de COVID-19 en la economía de los dos países y del mundo entero.

En cuanto al presente y el futuro de las relaciones bilaterales, China siempre cree que como el mayor país en desarrollo el uno y el país desarrollado más grande el otro, recaen sobre ambos países importantes responsabilidades de la paz y el desarrollo del mundo, por lo tanto debemos tratar y manejar apropiadamente los lazos binacionales con una actitud responsable ante la humanidad, la historia y el pueblo. La cooperación entre China y EE.UU. beneficia a los dos, mientras que la confrontación los perjudica a ambos. Esta es la más sensata conclusión que hemos sacado de décadas de experiencias y lecciones, y la debemos grabar en la mente.

Los sistemas sociales de China y Estados Unidos son diferentes, pero como respectivas opciones de los dos pueblos, deben ser mutuamente respetadas. En realidad, las discrepancias que existen entre China y EE.UU. no significan que no haya espacio de cooperación. En el mundo de hoy, casi todos los retos globales requieren la coordinación entre China y EE.UU..

China, siempre con el espíritu de no conflicto, no confrontación, respeto mutuo y cooperación de ganancia compartida, está dispuesta a construir, junto con la parte norteamericana, las relaciones binacionales caracterizadas por la coordinación, cooperación y estabilidad. Al mismo tiempo, nos es imperativo defender nuestra soberanía e integridad territorial, nuestro justo derecho al desarrollo, así como nuestra posición y dignidad que nuestro pueblo ha granjeado tras arduos esfuerzos. China no tiene la intención de cambiar EE.UU., ni mucho menos reemplazarlo. Del mismo modo, EE. UU. tampoco puede pretender cambiar unilateralmente a China ni detener el proceso histórico de los 1400 millones de chinos hacia la modernización.

Ahora debemos mantenernos en alerta porque determinadas fuerzas políticas en EE.UU. están secuestrando las relaciones sino-norteamericanas para llevarlas a la supuesta nueva guerra fría. Esta peligrosa práctica implica dar una marcha atrás en la historia, que no solo echará a perder los frutos de cooperación acumulados entre los dos pueblos durante años, sino que también dañará el futuro desarrollo del propio EE.UU. y para colmo, pondrá en peligro la estabilidad y prosperidad mundial. Las personas perspicaces de ambos países debemos salir para impedirla.

Quisiera volver a enfatizar que, por los intereses fundamentales y de largo plazo de los dos pueblos y por el futuro y el bienestar de la humanidad, China y EE.UU. deben y tienen que encontrar una forma de convivencia pacífica y cooperación de beneficio mutuo entre países de diferentes sistemas sociales y trasfondos culturales en este planeta.

3. Agencia de Noticias Xinhua: Con COVID-19, el mundo jamás volverá a ser como antes. ¿Qué opina la parte china sobre el mundo después de la pandemia y el futuro de la globalización?

Por supuesto que el mundo no volverá a ser como antes, porque la historia progresa constantemente. Si damos una mirada retrospectiva a la historia mundial, los seres humanos se han desarrollado y progresado justamente a través de la lucha y la superación de unas y otras calamidades. La parte china cree que siempre que todos los países tomamos una opción acertada e insistimos en un rumbo correcto, el mundo que nos espera después de vencer el virus será aún más promisorio.

Entonces, ¿cuál es la opción y el rumbo correcto?

Primero, la globalización debe ser más incluyente y beneficioso para todos. La globalización representa una tendencia inevitable para el desarrollo mundial y una fuerte corriente a favor del progreso de la humanidad. La globalización económica, como un gran océano al que confluyen miles de ríos, no degenerará en lagos aislados. Rechazar la globalización y retomar el proteccionismo implica dar marcha atrás en la historia y no tiene ningún futuro.

En paralelo de insistir en la asignación razonable de recursos a nivel global y la búsqueda de mayor rentabilidad, debemos prestar más atención a corregir los defectos de la globalización, tales como la creciente brecha entre los ricos y los pobres y el desequilibrio regional. Estos problemas derivados de la globalización solo se solucionan con un mayor desarrollo de la globalización. Para tal efecto, tenemos que orientar proactivamente el rumbo de la evolución de la globalización. En 2017 en su discurso en Ginebra, el Presidente Xi Jinping ya expuso de forma integral las percepciones de China sobre la globalización y enfatizó la necesidad de encauzar la globalización económica hacia mayor apertura, inclusión, beneficio universal, equilibrio y ganancia compartida. Hoy día, cuando evocamos estas afirmaciones, más que nunca percibimos su rica connotación y tremenda validez.

Segundo, el multilateralismo debe ser defendido y promovido con mayor firmeza. Los hechos de esta pandemia se han encargado de demostrar que ningún país puede salvarse solo por más fuerte que sea. Quien celebra la desgracia ajena acaba por sufrir la misma desgracia, y quien echa agua a otros mojados termina perdiendo toda su credibilidad. La supremacía y la elusión de responsabilidades, lejos de servir para resolver los problemas propios, perjudicarán los derechos e intereses justos de otros países. Frente a los crecientes desafíos globales, solo el multilateralismo podrá dotar a la comunidad internacional de una fuerza cohesiva para actuar; y solo la unidad conducirá a superar las coyunturas difíciles.

Tercero, la gobernanza global necesita una urgente reforma y perfeccionamiento más preciso. COVID-19 ha dejado al descubierto la deficiencia del sistema de salud pública de todos los países, la fragilidad de la cadena industrial y de suministro global, así como defectos en la capacidad y el sistema de gobernanza global. Para la comunidad internacional, la reforma y el perfeccionamiento de la gobernanza global es la mayor prioridad. En este sentido, más que nunca debemos poner en pleno juego el papel central de la ONU y las debidas funciones de la OMS y otros organismos especializados, reforzar con mayor precisión la coordinación de políticas macroeconómicas entre todos los países y la construcción de la capacidad de gobernanza, y respetar con mayor firmeza el derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales.

El mundo no volverá a ser como antes, y China no detendrá sus pasos hacia adelante. En esta guerra antiepidémica, China ha superado una prueba integral de nuestro sistema social y capacidad de gobernanza, ha demostrado nuestro poderío integral nacional y ha desempeñado nuestro debido papel como un gran país responsable. La economía china saldrá más resiliente y sólida, y todos los chinos seremos más unidos. El pueblo chino avanzará con mayor determinación en este camino socialista con características chinas y será más indetenible el proceso de la gran revitalización de la nación china.

4. Rossiya Segodnya: ¿Cómo valora usted las relaciones entre China y Rusia desde el inicio de COVID-19? ¿Comparte usted la observación de que China y Rusia van a desafiar juntas la posición líder que ostenta EE.UU?

Siguiendo con gran atención la situación de COVID-19 en Rusia, la parte china le ha proporcionado toda asistencia posible y lo seguirá haciendo. Estoy convencido de que bajo el liderazgo del Presidente Vladimir Putin, el tenaz pueblo ruso vencerá el virus, y que la gran nación rusa se perfilará con un renovado vigor después de este mal.

Desde la aparición de COVID-19, los Presidentes Xi Jinping y Vladimir Putin han sostenido múltiples conversaciones telefónicas, manteniendo la comunicación de alto nivel más intensiva entre los principales países grandes. Rusia fue el primer país en enviar una delegación de expertos en control epidemiológico a China, y China a su vez ha sido el país que aportó mayor asistencia material a Rusia. Nuestro comercio bilateral ha aumentado a pesar de un desfavorable panorama general, situando a Rusia en el primer lugar entre nuestros principales socios comerciales en cuanto a la velocidad de crecimiento de sus exportaciones a China. Ante los ataques y calumnias infundados de ciertos países, China y Rusia se han apoyado y defendido, y se han convertido en sólidos baluartes ante el "virus político", mostrando el elevado nivel de nuestra concertación estratégica.

No me cabe la menor duda de que esta experiencia de lucha unida se transformará en una fuerza motriz para propulsar y profundizar nuestras relaciones en el futuro. China está dispuesta a trabajar de la mano con Rusia para convertir esta crisis en coyuntura, estabilizar nuestra cooperación en áreas tradicionales como la energética, llevar a buen puerto la celebración del Año de Innovación Científica-Tecnológica China-Rusia, y acelerar exploraciones en sectores emergentes como comercio electrónico, biomedicina y economía en la nube, con vistas a formar nuevos focos de crecimiento para la recuperación de nuestras respectivas economías cuando el virus se quede atrás. La parte china se halla en disposición de intensificar con la parte rusa la concertación estratégica, aprovechar la coyuntura de la conmemoración del 75º aniversario de la ONU para defender con firmeza los frutos del triunfo de la Segunda Guerra Mundial, la Carta de la ONU y las normas básicas de las relaciones internacionales, repudiar contundentemente cualquier acción unilateralista y de matonería, y reforzar continuamente nuestra coordinación y cooperación en la ONU, la Organización de Cooperación de Shanghai, los BRICS, el G20 y otros mecanismos internacionales para recibir una nueva ronda de los cambios mundiales nunca vistos en el último centenario.

Siempre que China y Rusia permanezcan unidas hombro a hombro y colaboren estrechamente, podrán ofrecer una firme garantía para la paz y la estabilidad del mundo y una efectiva salvaguardia para la equidad y la justicia internacionales.

   

5. China Daily: China ha venido ofreciendo apoyo y ayuda a muchos países. Sin embargo, también hay voces de cuestionamiento. ¿Cuáles son sus comentarios al respecto?

En el momento más difícil de nuestra lucha antiepidémica, la comunidad internacional ofreció a China apoyo y asistencia, por lo que agradecemos de corazón. En el mismo sentido, cuando los demás países se ven afectados por COVID-19, el pueblo chino lo sentimos en carne propia y hemos extendido la mano para ayudar.

Al poner en práctica la concepción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad propuesta por el Presidente Xi Jinping, hemos lanzado en estos meses la operación humanitaria emergente global de mayor envergadura en la historia de la Nueva China. Hasta la fecha, hemos brindado asistencia urgente a cerca de 150 países y 4 organizaciones internacionales; hemos celebrado ya videoconferencias de expertos médicos con más de 170 países, compartiendo sin reserva alguna nuestras experiencias de tratamiento y prácticas de control maduras; y hemos enviado 26 equipos médicos a 24 países que tienen necesidades apremiantes, realizando intercambio y dando orientación cara a cara al personal médico local. Además, bajo la premisa de garantizar la calidad, producimos a plena capacidad los materiales y equipos médicos más necesitados por el mundo, y tan sólo de mascarillas y ropas de protección, hemos proporcionado 56 mil 800 millones y 250 millones respectivamente.

¿Por qué China hace esto? Ante todo, porque China es una nación que sabe agradecer y retribuir los favores recibidos. Al mismo tiempo, porque China es un país dispuesto a ayudar a los demás. Cuando nuestros amigos están en dificultades, jamás nos quedamos con los brazos cruzados. Cuando África fue azotada por el Ébola, mientras muchos países evacuaron sus ciudadanos, China fue el primero en enviar equipos médicos y materiales de emergencia para ayudarla y se quedó hasta el último momento, luchando hombro a hombro con los hermanos africanos.

Sabemos que tal vez estas asistencias chinas no son suficientes para satisfacer todas las necesidades puntuales de los países, y que ciertas fuerzas políticas se inventan las excusas para cuestionar la intención de China. Sin embargo, nosotros, por ser francos y honrados, tenemos la conciencia tranquila, porque en todo lo que hemos hecho no tenemos ningún objetivo geopolítico, ni cálculo económico, ni condición política alguna.

Nuestro objetivo no es otro que hacer todo lo posible para salvar las vidas inocentes. Al fin y al cabo, nuestra convicción invariable es controlar el virus en un solo país no significa el fin de la epidemia, sólo cuando se logre esto en todos los países, tendremos la verdadera victoria.

En este momento, la propagación del virus sigue por diferentes países. En vez de ser El Salvador, China quiere ser auxiliador benéfico, y sincero socio que siempre rema acompasado con amigos en momentos difíciles. Estamos dispuestos a seguir ofreciendo asistencia dentro de nuestro alcance a los países necesitados y desarrollar a fondo la cooperación antiepidémica internacional para acoger juntos la victoria final de esta batalla humana contra el virus.

6. Reuters: China ya ha decidido promover la legislación sobre la seguridad nacional en Hong Kong, lo que podría tener represalias de EE.UU.. ¿Está preocupada la parte china por la consecuente sacudida que sufriría el estatus de Hong Kong como centro financiero global?

Primero, lo relacionado a Hong Kong es un asunto interno de China, que no permite ninguna interferencia extranjera. La no intervención en los asuntos internos de otros países es una norma básica de relaciones internacionales, que debe ser respetada por todos.

Segundo, para todos los países sin ninguna distinción, defender la seguridad nacional siempre es una competencia del Gobierno central. Mediante el artículo 23 de la Ley Básica, el Gobierno central concede a la Región Administrativa Especial de Hong Kong la facultad de legislar y cumplir sus responsabilidades constitucionales, sin perjuicio del derecho del Gobierno central de seguir construyendo el sistema jurídico y el mecanismo ejecutivo para defender la seguridad nacional de acuerdo con la realidad y la necesidad. El Gobierno central asume la responsabilidad primordial y definitiva de defender la seguridad de todas las regiones administrativas territoriales. Así consta en las teorías y principios básicos de la soberanía nacional y así es la práctica común de todos los países.

Tercero, a partir de la turbulencia derivada de la modificación de ordenanzas en Hong Kong en junio del año pasado, se vuelven cada vez más agresivas las organizaciones de la supuesta "independencia de Hong Kong" y las radicales fuerzas secesionistas locales, y que desembocan en una continua escalada de violentas actividades vandálicas y terroristas, acompañada por la flagrante interferencia ilegal de fuerzas extranjeras en los asuntos de Hong Kong. Todo esto pone en severo peligro la seguridad nacional de China y constituye una grave amenaza a la prosperidad y estabilidad de Hong Kong y así como la implementación de la política de "Un País, Dos Sistemas". En este sentido, establecer y perfeccionar el sistema jurídico y el mecanismo ejecutivo para defender la seguridad nacional en Hong Kong es un requerimiento insoslayable.

Cuarto, esta Decisión de la Asamblea Popular Nacional está dirigida contra un número exiguo de actividades en grave detrimento de la seguridad nacional, y no perjudicará el alto grado de autonomía de Hong Kong, los derechos y la libertad de los habitantes hongkoneses ni los derechos e intereses justos de los inversores extranjeros en esta región. Todos deberán tener más confianza en el futuro de Hong Kong y no hay por qué preocuparse tanto. Cuando sea aprobada la Decisión, se pondrá en marcha el proceso de legislación. Esto hará de Hong Kong un lugar con sistema jurídico más completo, orden social más estable y mejor ambiente legal y de negocios. Esto favorece la defensa de la directriz básica de "Un País, Dos Sistemas", y favorece la defensa del estatus de Hong Kong como centro internacional de finanzas, comercio y navegación. Estoy convencido de que quienes esperan ver la buena gobernanza y estabilidad duradera de Hong Kong así como la feliz implementación de "Un País, Dos Sistemas" van a comprender y apoyar todo esto.

   

7. Phoenix TV: ¿Está de acuerdo la parte china con realizar una investigación internacional independiente sobre el origen del virus?

En la cuestión del origen del virus, la distancia que marca las diferencias entre China y algunos políticos estadounidenses es la misma entre la verdad y la mentira, dejando al descubierto el contraste entre la ciencia y los prejuicios.

Por ser un tema científico tan serio como complejo, la investigación sobre el origen del virus debería dejarse a los científicos y expertos médicos. No obstante, algunas figuras políticas estadounidenses se apresuraron a etiquetar este virus para politizar esta cuestión y estigmatizar a China. Al sobrevalorar su propia capacidad para crear mentiras, ellos han subestimado el juicio de la gente. La historia debe escribirse con la verdad y los hechos, y no debe ser deformada ni contaminada por la mentira. Hemos de ser fieles a nuestra conciencia y la razón, a fin de dejar una memoria colectiva objetiva y veraz de la humanidad sobre la historia de COVID-19.

China es abierta a la cooperación de la comunidad científica internacional para una investigación científica sobre el origen del virus. En este proceso deben prevalecer el profesionalismo, la imparcialidad y el espíritu constructivo.

El profesionalismo significa que la investigación sobre el origen del virus debe desarrollarse sobre la base de la ciencia y bajo el liderazgo de la OMS, permitiendo a los científicos y expertos médicos investigar y estudiar el tema en todo el mundo. Su objetivo es acrecentar el conocimiento científico sobre este tipo de virus para afrontar mejor a las enfermedades infecciosas de gravedad en el futuro.

La imparcialidad exige una investigación libre de toda interferencia política, para respetar la igualdad de los diversos países en soberanía, y rechazar la "presunción de culpabilidad" en cualquiera de sus formas, o sea, una investigación que cubre todos los países estrechamente vinculados a COVID-19 y persiste en los principios de apertura, transparencia, objetividad y raciocinio.

El espíritu constructivo consiste en que la misma no debe afectar nuestra urgente labor de salvar vidas, que sigue siendo la prioridad, menoscabar la cooperación entre los diversos países en esta lucha antiepidémica, ni debilitar el debido papel de la OMS. Más bien, debe contribuir al fortalecimiento de las funciones de los organismos de la ONU, a la solidaridad y cooperación entre los diversos países, y al perfeccionamiento del sistema y la capacidad de la gobernanza global en salud pública.

8. Agencia EFE: Hay dos voces con respecto a China por parte de los países europeos. Algunos incluso consideran a China como rival sistémico de Europa. ¿Cuáles son los comentarios de la parte china?

Las relaciones sino-europeas mantienen la tónica general de cooperación pese a los constantes vaivenes de la situación internacional. Los años transcurridos nos han dado una experiencia bien valiosa, a saber, somos plenamente capaces de acrecentar nuestra confianza mediante diálogos en pie de igualdad y solventar las divergencias mediante comunicaciones constructivas. Dado que entre China y Europa no existen choques de intereses fundamentales, tendremos crecientes espacios para nuestra cooperación mutuamente beneficiosa y más consensos en apoyo al multilateralismo. Desde una perspectiva amplia del proceso de desarrollo humano, China y Europa, en vez de ser rivales sistémicos, somos socios estratégicos omnidireccionales. En este sentido, nuestros contactos deberían desembocar en un círculo virtuoso de ganancias compartidas, y no una competición eliminatoria donde uno gana y el otro pierde.

Tal como reza un refrán europeo, "los verdaderos amigos llegan a tiempo y los demás llegan cuando tienen tiempo". Desde el inicio de COVID-19, tanto China como Europa se apoyan con firmeza el uno al otro en la lucha contra el virus, dando lugar a muchas anécdotas conmovedoras de amistad. Frente a esta crisis sin precedente, China y Europa deben superar las diferencias ideológicas y liberarse del escepticismo autocumplido para pronunciarse al unísono a favor de la solidaridad y la cooperación.

COVID-19 ha afectado en cierta medida la importante agenda diplomática programada entre China y Europa. Ambas partes están en estrecha comunicación sobre la pronta celebración de la 22ª Reunión de Líderes China-UE y otros eventos de alto nivel. También estamos trabajando por completar las negociaciones sobre el Acuerdo de Inversión China-UE dentro del año, para ampliar la cooperación mutuamente beneficiosa en terrenos nuevos como la interconectividad, la ecología y la protección medioambiental, la economía digital y la inteligencia artificial, de manera que los vínculos sino-europeos se vuelvan aún más estables y maduros y logren su actualización y mejora de calidad aprovechando la oportunidad del 45º aniversario de las relaciones diplomáticas sino-europeas. Confío en que al pasar la prueba de COVID-19, la Asociación China-UE por la Paz, el Crecimiento, la Reforma y la Civilización se elevará a nuevas alturas.

9. Global Times: ¿Cómo la parte china va a afrontar las demandas judiciales surgidas en EE.UU. para reclamar indemnizaciones a China por COVID-19?

Los llamados "reclamos de indemnización" para exigir responsabilidad a China no están respaldados por hechos, fundamentos legales ni precedentes internacionales, y por eso, son del cabo al rabo, un "producto inventado de la nada".

En esta emergencia tan súbita, China es también una víctima como otros países. Frente a este virus nuevo y desconocido, adoptando una actitud altamente responsable tanto sobre la vida y salud de su propio pueblo como sobre la causa de la salud pública global, China todo lo ha hecho a primer tiempo: ha publicado informaciones sobre este virus, notificado a la OMS y los países y regiones pertinentes, identificado su secuencia genética para compartirla, dado a conocer al mundo los protocolos diagnósticos y terapéuticos y los patrones de control, y tendido la mano solidaria a otros países afectados. De cara a la severa situación de COVID-19, hemos actuado con la máxima determinación y hemos logrado cortar en tiempo récord sus canales de transmisión, y frenar su rápida propagación, pagando un elevado precio y haciendo enormes sacrificios. Las acciones antiepidémicas de China, con una clara cronología, están explícitamente expuestas ante el mundo, y los datos y cifras reportados por China son tan veraces para pasar por toda prueba de la historia y del tiempo.

Aquellos que pregonan los llamados "reclamos de indemnización" contra la víctima y falsifican todo tipo de "evidencias" para demandantes abusivos, están atropellando la legalidad internacional y atentan contra la conciencia humana, por eso no tienen respaldo de los hechos, la razón, y la ley. La China de hoy ya no es la misma de hace 100 años, ni el mundo tampoco. Quienes pretenden violar la soberanía y la dignidad de China con pleitos abusivos y robar los frutos arduamente conquistados por nuestro pueblo con chantajes están soñando despiertos y terminarán por humillarse a sí mismos.

10. Kyodo News: ¿Cómo visualiza China el desarrollo de las relaciones entre China, Japón y la República de Corea?

China, Japón y la República de Corea son buenos vecinos separados por una faja de agua. Desde la aparición de COVID-19, los tres países han trabajado en sintonía, celebrado sucesivamente reuniones extraordinarias de cancilleres y de ministros de salud, y mantenido estrecha coordinación en la información epidémica, medidas de contención y gestión de movimientos migratorios, lo que ha permitido crear una sinergia para la efectiva contención de la propagación del virus en la región. Los tres pueblos con su solidaridad entre sí han escrito nuevos capítulos de su amistad tradicional. Cabe decir que la cooperación antiepidémica entre China, Japón y la República de Corea sirve de pauta para el mundo y aumenta la confianza de la comunidad internacional.

En el próximo paso, al tiempo de controlar rigurosamente COVID-19, nos enfrentamos a la tarea común de recuperar cuanto antes el desarrollo económico. Siendo principales economías del mundo, China, Japón y la República de Corea representan más de una quinta parte del PIB mundial. También somos los primeros países en frenar COVID-19 y en reanudar las actividades económicas, lo cual inyectará una importante energía para la recuperación económica de la región y jugará un relevante papel estabilizador en la economía global.

Primero, debemos prevenir con rigor el rebrote y consolidar los logros antiepidémicos. En el contexto en que el control del virus se ha convertido en parte de la normalidad, debemos seguir compartiendo informaciones y experiencias e ir mejorando los arreglos de prevención y control conjuntos. Hemos de fortalecer la cooperación en el desarrollo de medicamentos y vacunas, implantar un mecanismo regional de contacto para emergencias, crear un centro de reservas de insumos sanitarios, y sacar máximo provecho del internet, los macrodatos y otras tecnologías informáticas, con miras a elevar el nivel de la gobernanza de la salud pública y mejorar la capacidad de respuesta a emergencias.

Segundo, debemos promover la cooperación en la reanudación de la labor y la producción, y estabilizar las cadenas de producción y de suministro. Bajo la premisa de mantener COVID-19 bajo control, China está dispuesta a abrir, con la República de Corea y otros países, corredores para facilitar los desplazamientos necesarios del personal y la circulación de mercancías, a recuperar de forma acelerada la cooperación sustancial siempre que las condiciones lo permitan, y a generar una fluida circulación económica tanto dentro del propio país como dentro de la región.

Tercero, hemos de elevar el nivel de la cooperación económica regional en la era post-COVID-19. Debemos apostar en el multilateralismo y el libre comercio, reducir y eximir aranceles, levantar las barreras y abrirse mutuamente los mercados. Debemos potenciar la cooperación en los ámbitos de salud y medicina, fabricación inteligente y comunicación 5G, para crear nuevos focos de crecimiento. Es importante acelerar las negociaciones sobre el libre comercio entre China, Japón y la República de Corea, procurar tanto como sea posible la suscripción de la Asociación Económica Integral Regional dentro del presente año, y profundizar la integración económica. Hay que poner en juego el papel de los mecanismos multilaterales de la región, para prevenir los riesgos financieros y fortalecer la resiliencia de las economías.

En fin, China está dispuesta a reforzar la cooperación con Japón y la República de Corea, así como con el resto del mundo, para vencer COVID-19 cuanto antes y de manera definitiva, revitalizar la economía de Asia Oriental y aportar más sabiduría y fuerza del Oriente al desarrollo regional y mundial.

11. CCTV: ¿Cómo se adapta la diplomacia china a la rutina regular del control y tratamiento de COVID-19? ¿Cuáles son los puntos importantes de la diplomacia china para este año?

Aunque COVID-19 ha puesto pausa al relacionamiento entre países, la diplomacia china no ha cesado sus pasos, sino avanza en contra de las circunstancias desfavorables, dando inicio a una "diplomacia en la nube" con las conversaciones telefónicas, misivas y videoconferencias como canales principales.

Desde la aparición de la enfermedad, el Presidente Xi Jinping viene dirigiendo en persona la diplomacia contra COVID-19 a través de la diplomacia de Jefes de Estado y como líder de un gran país, se ha dedicado a promover la cooperación internacional. Hasta ahora, el Presidente Xi ya ha sostenido conversaciones telefónicas o encuentros con cerca de 50 dirigentes extranjeros y responsables de organizaciones internacionales, ha asistido a la Cumbre Extraordinaria de Líderes del G20 y pronunciado un discurso en la inauguración de la Asamblea Mundial de la Salud, exponiendo ante todo el mundo la clara posición china a favor de la unidad y la solidaridad entre todos los países en la lucha contra COVID-19. El Primer Ministro Li Keqiang ha sostenido conversaciones telefónicas con dirigentes de múltiples países y asistido a la Cumbre Especial ASEAN más China, Japón y República de Corea (10+3) sobre COVID-19. En mi caso particular, he sostenido más de 100 conversaciones telefónicas con cancilleres extranjeros y hemos celebrado la Reunión Especial de Ministros de Relaciones Exteriores China-ASEAN, la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Cooperación del Río Lancang-Mekong, así como videoconferencias de cancilleres con Japón y República de Corea, de los países BRICS, y de los países miembros de la Organización de Cooperación de Shanghai.

El 2020 es un año extraordinario en el curso de la gran revitalización de la nación china. La diplomacia china, con la asiduidad del control y tratamiento de COVID-19 como trasfondo, tendrá como objetivo los siguientes 5 focos destacados:

Primero, hacer todo lo posible para servir al desarrollo nacional. Teniendo en consideración tanto la situación doméstica como la internacional, pondremos todo tipo de recursos diplomáticos al servicio de las grandes estrategias nacionales de desarrollo. Con un enfoque en la "era pos-COVID-19", trabajaremos por mantener la estabilidad de las cadenas globales de producción y de suministro, impulsar la liberalización y facilitación del comercio y la inversión, con miras a hacer frente a la presión bajista de la economía mundial.

Segundo, defender resueltamente los intereses nacionales. Con voluntad más firme y medidas más enérgicas, vamos a defender la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del país, y guardar la alerta para frenar cualquier pretensión de interferencia en los asuntos internos de China por parte de fuerzas exteriores.

Tercero, profundizar aún más las asociaciones con otros países. Impulsaremos el progreso de las relaciones con países grandes a base de la estabilidad, profundizaremos la convergencia de intereses con países vecinos, y cultivaremos esmeradamente la unidad y la amistad con los países en desarrollo.

Cuarto, defender con firmeza el multilateralismo. Vamos a poner especial énfasis en fomentar la gobernanza global en materia de sanidad pública, apoyar a la OMS a desempeñar sus debidas funciones en la cooperación internacional contra las epidemias, y forjar la comunidad de salud para todos.

Quinto, ampliar con ahínco la cooperación internacional. Vamos a explorar activamente con los distintos países para establecer mecanismos de control y tratamiento coordinados frente a epidemias, intensificar la cooperación al respecto, acrecentar la cooperación sanitaria en el marco de la Franja y la Ruta, con vistas a construir juntos la Ruta de la Seda de Salud y contribuir a la consolidación de la línea de defensa global contra las epidemias.

   

12. Agencia de Noticias de Medio Oriente: ¿Cómo ayudará China a África en la lucha contra el coronavirus?

África es un buen hermano con el que China comparte aliento y futuro. Los pueblos chino y africano han luchado hombro a hombro en la liberación nacional, han avanzado juntos en el camino de desarrollo, y han cooperado estrechamente en la lucha contra el Ébola hace unos años. Coincido plenamente con el Presidente de la Comisión de la Unión Africana en sus afirmaciones: "China y África son hermanos, y más bien, compañeros de combate. Nada podrá alterar o deteriorar las relaciones amistosas entre China y África."

Frente al nuevo coronavirus, China y África siguen solidarizándose y apoyándose en momentos de dificultad. Más de 50 dirigentes africanos enviaron mensajes o emitieron declaraciones para expresarnos la solidaridad y apoyo. Hasta la fecha, China ha enviado equipos de expertos médicos a 5 subregiones africanas para apoyar su lucha contra COVID-19. Los grupos médicos chinos que se encuentran en 45 países africanos han ofrecido activamente servicios médicos a las poblaciones locales y han organizado casi 400 cursos de capacitación para decenas de mil trabajadores sanitarios locales. Tratamos a la comunidad africana en China como a nuestros propios familiares. Los más de 3000 estudiantes africanos en Hubei y Wuhan se encuentran sanos y salvos, entre los cuales sólo hay un caso africano confirmado y pronto dado de alta.

Este año marca el 20º aniversario del Foro de Cooperación China-África. Las relaciones sino-africanas vienen renovándose tras haber pasado la prueba del tiempo. Seguiremos ayudando a África en su lucha contra COVID-19, donaremos preferentemente materiales sanitarios a África y al resto de los países en desarrollo y tenemos previsto enviar más equipos médicos a la región. Seguiremos implementando el programa de acción de salud acordado en el Foro de Cooperación China-África en Beijing, promoveremos en forma acelerada la construcción del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades de África para mejorar la capacidad de salud pública africana. Además, seguiremos comprometidos a mejorar la capacidad del desarrollo independiente de África, gestionar adecuadamente los proyectos importantes de cooperación sino-africana, y apoyar a los países africanos afectados por COVID-19 a recuperar cuanto antes las actividades laborales y productivas para mantener el ímpetu de desarrollo económico de África. Promoveremos e implementaremos activamente la iniciativa de la suspensión del servicio de la deuda adoptada por el G20, aliviaremos la deuda de países africanos y consideraremos redoblar el apoyo por vía bilateral a los países africanos con mayor necesidad, ayudando a nuestros hermanos africanos a superar esta difícil coyuntura.

"La voluntad unida, hasta metal corta". Confiamos en que, con los esfuerzos conjuntos de China, África y el resto de la comunidad internacional, África, continente rebosante de juventud, vencerá sin duda alguna COVID-19 y logrará un desarrollo más pujante y acelerado.

13. Radio Nacional de China: ¿Qué papel va a jugar la diplomacia china en cumplir las metas de erradicar la pobreza y culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada?

La construcción integral de una sociedad modestamente acomodada es un objetivo centenario y la erradicación de la pobreza, un sueño milenario. Estas dos metas históricas definen el trabajo de todo el país en 2020 y también encomiendan una gran responsabilidad a todos los compañeros del servicio exterior de China.

El cumplimiento de estas dos metas depende, ante que nada, de nuestros propios esfuerzos pero también de un buen contexto mundial. En la actualidad, el mayor desafío externo viene de la feroz propagación del virus por el mundo, pues implica para el desarrollo de China retos exógenos sumamente complicados. En el servicio exterior, debemos adaptarnos a las nuevas circunstancias, resolver los nuevos problemas, desplegar un trabajo creativo, con miras a minimizar el impacto de la propagación extranjera de COVID-19 a la vida y la salud de nuestro pueblo y a nuestro desarrollo socioeconómico, y en paralelo explorar nuevas oportunidades de desarrollo en medio de la cooperación con otros países contra COVID-19. Bajo la premisa de evitar la importación de nuevos casos de COVID-19, debemos ir creando poco a poco condiciones para retomar los intercambios normales entre países. Debemos adoptar medidas enérgicas para fortalecer la cooperación internacional de beneficio mutuo y hacer nuevas contribuciones al desarrollo y prosperidad en común de China y el resto del mundo.

En la materialización de los dos objetivos mencionados, la Cancillería china también ha asumido tareas concretas, pues en los últimos 28 años, venimos ayudando al distrito Jinping y el distrito Malipo de la provincia Yunnan, dos distritos pobres de nivel estatal. Hace poco, estos dos distritos se han quedado oficialmente el sambenito de la pobreza. Cumpliremos como siempre nuestra responsabilidad para consolidar los logros en la liberación de la pobreza. Al mismo tiempo, vamos a seguir contando al mundo lo que China viene haciendo para erradicar la pobreza mediante el desarrollo y promover aún más el intercambio y cooperación con otros países en este aspecto, para obtener mayor entendimiento y apoyo internacionales y hacer contribuciones a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

14.CNN:  Hay un creciente cruce de acusaciones entre China y Estados Unidos. ¿Será la diplomacia de "lobos guerreros"  el futuro de la diplomacia de China?

Respeto su derecho a preguntar, pero no estoy de acuerdo con su enfoque. Para hacer juicio sobre algo, hay que distinguir entre lo justo y lo injusto, y si no, una persona no tiene prestigio. Cuando se trata de un país, pierde credibilidad en el mundo.

Es cierto que hay diferentes interpretaciones y comentarios en torno a la diplomacia de China. Pero, como Canciller de China, le digo formal y responsablemente que China siempre persiste en la política exterior independiente y de paz. Sean cuales sean las circunstancias internacionales, China va a mantener en alto la bandera de la paz, el desarrollo, la cooperación y la ganancia compartida, perseguir estrictamente el propósito de la paz mundial y el desarrollo compartido, y fomentar la cooperación amistosa con los demás países. Nuestra misión de siempre es aportar nuevos y mayores contribuciones a la humanidad.

La política exterior de China se basa en su bella tradición cultural de 5 mil años. Desde los tiempos antiguos, China ha sido comúnmente reconocida como un país generoso y justo, cuyo pueblo es amante de la paz y la armonía, que siempre trata a los demás con sinceridad y credibilidad. Los chinos jamás atropellamos a los demás, pero al mismo tiempo, somos firmes de carácter y acatamos los principios. Ante cualquier calumnia intencionada, la contraatacamos con medidas efectivas y defendemos resueltamente el honor y la dignidad de nuestro país. Ante cualquier difamación infundada, la combatimos con la verdad y los hechos y salvaguardamos inquebrantablemente la equidad, la justicia y la conciencia humana.

El futuro de la diplomacia de China radica en trabajar junto con los demás países para construir la comunidad de futuro compartido de la humanidad. Dado que todos los países vivimos en la misma aldea global, debemos tratarnos con igualdad en procura de una convivencia armoniosa, y debemos actuar de común acuerdo entre todos en vez de obedecer lo dictado por alguno que otro país. En este sentido, China siempre apuesta por el multilateralismo y la democratización de las relaciones internacionales, lo cual coincide por completo con el rumbo general de desarrollo y progreso de la humanidad y con la aspiración de la absoluta mayoría de los países. Sea cual sea el grado de desarrollo de China, no procuraremos la primacía ni la hegemonía en el mundo, y siempre estaremos del lado de los intereses comunes de todos los países y del lado de la corriente acertada de desarrollo de la historia. Aquellos que acusan a China de buscar la hegemonía son precisamente los mismos que se obsesionan en preservar su hegemonía.

El mundo actual está experimentando cambios jamás conocidos en la última centuria, con abundantes disturbios y turbulencias. Frente a los crecientes desafíos globales, esperamos que los países puedan actuar en sintonía con la concepción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad, y tener más apoyos mutuos por encima de las acusaciones, y más cooperación por encima de la confrontación. Que trabajemos de la mano para crear juntos un porvenir más hermoso para el mundo.

15. Radio Internacional de China: ¿Cómo valora China el papel de la OMS? ¿Qué propuestas de reforma tiene China al respecto?

La OMS, como organismo especializado de la ONU, juega un papel central en la coordinación de la salud pública global. El Dr. Tedros fue elegido Director General con una alta aprobación y cuenta con la plena confianza de la comunidad internacional. Especialmente como proviene de África, él representa el continuo ascenso de la posición de los países en desarrollo en las organizaciones internacionales.

En la inauguración de la reciente Asamblea Mundial de la Salud, el Presidente Xi Jinping hizo una valoración positiva de las importantes contribuciones de la OMS a la lucha antiepidémica global, expresó, junto con muchos otros países, el firme apoyo a esta organización. La justicia está en el corazón de todos. La posición internacional de la OMS y su legado histórico no quedarán eclipsados por el prejuicio de una exigua minoría de países. Quienes echan agua sucia a la OMS, terminarán por mancharse solo a sí mismos.

Desde el inicio de COVID-19, bajo la dirección del Director General Tedros, en cada coyuntura crucial la OMS siempre ha planteado propuestas profesionales basadas en criterios científicos y ha cumplido cabalmente sus responsabilidades. Los hechos han comprobado que los países que han escuchado y actuado conforme a las sugerencias de la OMS han logrado controlar con eficacia el virus, mientras que los que han desoído y rechazado sus recomendaciones, han pagado un alto precio.

Adicionalmente, quiero resaltar que la OMS es una organización internacional que agrupa a 194 países soberanos, y no está al servicio de ningún país individual, ni mucho menos se somete al país que paga más dinero. Frente al virus, quienes acosan y chantajean a la OMS carecen de un mínimo espíritu humano, y serán rechazados por la comunidad internacional.

La vida es lo más importante, y salvar la vida es la máxima prioridad. En este sentido, apoyar a la OMS significa apoyar la salvación de vidas. Esta es la opción natural de todos los países que actuamos de buena fe.

En cuanto a la reforma de la OMS, en realidad, cada vez que termina una epidemia importante, la OMS siempre hace su balance y evaluación integral. Pero que quede claro, el rumbo a seguir es insistir en el multilateralismo en vez de abandonarlo, y apoyar la OMS en vez de debilitarla. La resolución de la 73a Asamblea Mundial de la Salud lo ha dejado muy claro. Creemos necesario hacer énfasis en los siguientes tres aspectos prioritarios: primero, despejar, desde los arreglos institucionales y las reglas, interferencia de factores políticos, respetar los criterios científicos y las opiniones profesionales, y eliminar las prácticas de politización y estigmatización. Segundo, dar a la OMS recursos más suficientes y fortalecer su capacidad para responder las crisis de salud pública global. Tercero, insistir en el concepto de la comunidad de salud para todos y aumentar apoyo e inversiones para mejorar la capacidad de salud pública de los países en desarrollo.

16. Kazinform: ¿Cómo China reanudará la cooperación con los países a lo largo de la Franja y la Ruta afectada por COVID-19?

De verdad, COVID-19 tiene impactos sobre la cooperación en el marco de la Franja y la Ruta, pero son impactos temporales y parciales. Desde una perspectiva de conjunto y de largo plazo, al superar COVID-19, la construcción conjunta de la Franja y la Ruta tendrá una base más consolidada, mayor pujanza y perspectivas más amplias.

La base de la Franja y la Ruta se arraiga en los intereses tangibles a favor de los pueblos de los distintos países. A lo largo de los 7 años desde su lanzamiento, China ha firmado con 138 países documentos de cooperación y efectuado con ellos más de 2,000 proyectos, creando decenas de miles de puestos de trabajo. Frente a COVID-19, muchos proyectos infraestructurales y sociales en el marco de esta iniciativa han desempeñado papeles importantes en la lucha contra la enfermedad. Por ejemplo, el proyecto energético en el Corredor Económico China-Pakistán, que no ha dejado de operar, proporciona un tercio de la electricidad para Pakistán. En el contexto de suspensión masiva de vuelos, de enero a abril, el tren China-Europa presenta un incremento interanual del 24% y 27% respectivamente del número de salidas y el volumen de mercancías despachadas, transportando un total de cerca de 8000 toneladas de insumos médicos, se ha convertido en una auténtica "ruta de la vida" en el continente euroasiático.

La fuerza motriz de la Franja y la Ruta viene de la firme voluntad de los países al desarrollo conjunto. A lo largo de los 7 años desde su lanzamiento, el volumen comercial entre China y los países a lo largo de la Franja y la Ruta ha superado los 7,8 billones de dólares, y la inversión directa china en estos países ha sobrepasado los 110 mil millones de dólares. A pesar de los impactos de COVID-19, la inversión china en estos países ha crecido en un 11,7% en el primer trimestre de este año, y el volumen comercial, un 3,2%. El ferrocarril China-Laos, el ferrocarril Hungría-Serbia, la Central Eléctrica de Combustible Dual en Camboya y el proyecto de distrito financiero de la nueva capital administrativa de Egipto avanzan a pasos seguros. Últimamente, un gran número de proyectos suspendidos han reanudado su construcción. Todo ello proporcionará grandes fuerzas propulsoras a los distintos países para superar el virus y recuperar su economía.

Las perspectivas de la Franja y la Ruta derivan de las nuevas áreas de cooperación. Después de COVID-19, los países tendrán más vehemente deseo de desarrollar su economía y garantizar la vida de su pueblo, y mayor demanda de la cooperación en materia de sanidad pública. China trabajará junto con los países a lo largo de la Franja y la Ruta para impulsar con vigor la construcción de la Ruta de la Seda de Salud y celebrar en un momento adecuado una videoconferencia de alto nivel de la Franja y la Ruta, en aras de proteger mejor la salud y seguridad de los pueblos. Dedicará esfuerzos para promover la construcción de la Ruta de la Seda Digital con miras a crear nuevos puntos de crecimiento en los diversos países y ofrecer más nuevas fuerzas motrices para la recuperación de la economía global.

En conclusión, la convicción y la determinación de China de promover la Franja y la Ruta junto con los distintos países siguen invariables. Seguiremos persistiendo en los principios de consulta, cooperación y compartición, los valores de apertura, ecología y moralidad, y cumpliendo los objetivos de sostenibilidad, altos estándares y beneficio para los pueblos, para hacer de la Franja y la Ruta una verdadera ruta de desarrollo, cooperación y salud.

17. Shenzhen TV: ¿Cuál es la planificación de China sobre el fomento del desarrollo de sus relaciones con la ASEAN?

Repasando las relaciones entre China y la ASEAN, vemos que las relaciones y la cooperación entre China y la ASEAN siempre han salido más fortalecidas de las crisis, bien sea la financiera asiática o sea la financiera internacional. Todo ello demuestra que entre China y la ASEAN existen sentimientos muy amistosos y una profunda confianza mutua. Recuerdo que en 2003 cuando apareció SARS, la primera reunión internacional se produjo entre China y la ASEAN. Lo mismo ocurre en tiempos de COVID-19. El 20 de febrero, en la Reunión Extraordinaria de Ministros de Relaciones Exteriores China-ASEAN sobre Coronavirus, los cancilleres exclamamos hombro a hombro y codo con codo: "ánimo Wuhan, ánimo China, ánimo ASEAN", una escena que ha conmovido y alentado hasta hoy a los pueblos de China y de la ASEAN.

Gracias a los esfuerzos conjuntos de ambas partes, la cooperación China-ASEAN sigue creciendo pese a las presiones generadas por el coronavirus. En el primer trimestre del año, el comercio de bienes China-ASEAN aumentó un 6,1% para sobrepasar los 140 mil millones de dólares, lo que convierte por primera vez a la ASEAN en el primer socio comercial de China. Se trata de un voto de confianza que intercambiamos con respecto a las futuras perspectivas de desarrollo ante los desafíos comunes. Como dicen unos cancilleres de la ASEAN, lo que no nos derriba nos hace más fuertes. Saldremos más fortalecidos de las tempestades.

El arco iris siempre aparece después de la tempestad. China siempre priorizará la ASEAN en su diplomacia regional. Apoyaremos que la ASEAN desempeñe un papel central en la cooperación regional de Asia Oriental. Igual que los países de la ASEAN, y guiados por los principios de confianza, entendimiento, beneficio y ayuda mutuos, promoveremos las relaciones China-ASEAN hacia nuevas alturas. Aceleraremos la cooperación en la reanudación laboral y productiva para recuperar las pérdidas causadas por COVID-19. Reforzaremos la articulación entre la iniciativa de la Franja y la Ruta y los planes de desarrollo de la ASEAN, y ampliaremos la cooperación en los sectores emergentes, como ciudad inteligente, inteligencia artificial y comercio electrónico. Defenderemos el sistema de comercio multilateral y promoveremos juntos la firma del acuerdo sobre la Asociación Económica Integral Regional dentro del presente año para elevar el nivel de nuestra integración económica. Promoveremos el establecimiento de mecanismos regionales de contacto para emergencias sanitarias y centro de reservas de insumos sanitarios, con miras a elevar el nivel de la cooperación sanitaria y mejorar la capacidad de respuesta a las crisis. Debemos utilizar bien los proyectos insignia como el de las Becas China-ASEAN para Líderes Jóvenes en fomento del intercambio cultural. Potenciaremos la cooperación en materia de la economía azul y la protección ecoambiental para impulsar el desarrollo sostenible, en beneficio de los pueblos de la región.

El año entrante será el 30º aniversario del establecimiento del diálogo China-ASEAN y marcará otro hito importante en nuestras relaciones. Estamos convencidos de que nuestras relaciones se volverán más maduras y enérgicas y daremos pasos más sólidos y firmes hacia una comunidad más estrecha de futuro compartido.

18. Yonhap News Agency: ¿Qué es la perspectiva de China sobre el rumbo de desarrollo de la situación de la península coreana y el diálogo entre la República Popular Democrática de Corea (DPRK) y EE.UU.?

La comunicación y el diálogo entre DPRK y EE.UU. es una importante condición previa para neutralizar las discrepancias entre ambas partes y resolver la cuestión de la península coreana. A fin de cuentas, más vale dialogar que no lo hacen. La parte china ve con buenos ojos que los presidentes de DPRK y EE.UU. mantengan interacciones, y espera que ambos países reanuden cuanto antes diálogos y contactos provechosos. Pero al mismo tiempo, hacen falta acciones efectivas para acrecentar la confianza mutua entre DPRK y EE.UU. y romper el impasse de la cuestión peninsular. Es decir, para dar una solución real a esta cuestión, aparte de dialogar, es más importante actuar.

Vemos que DPRK ha tomado muchas medidas positivas en los últimos años para la distensión y la desnuclearización. Pero lamentablemente no recibió respuesta sustancial de EE.UU.. Esa es la razón principal por la que el diálogo entre ellos se estancó. Actualmente, se han agregado nuevos factores de incertidumbre en torno a la cuestión nuclear de la península. China, junto con Rusia, ha presentado hace mucho ante el Consejo de Seguridad el proyecto de resolución sobre la solución política de la cuestión peninsular y propuesto varias veces en este órgano la iniciación de discusiones sobre la cláusula reversible de las sanciones impuestas a DPRK, con vistas a aliviar sus dificultades socioeconómicas y crear condiciones para la solución política de la cuestión peninsular. Esperamos que las diversas partes, incluyendo EE.UU., puedan tomarlo en seria consideración y no vuelvan a malgastar los logros de diálogo arduamente conquistados. La solución de la cuestión nuclear de la península ya está esbozada, que es avanzar paralelamente en la desnuclearización y el mecanismo de paz, plasmar cuanto antes la hoja de ruta del progreso sincronizado y por etapas y no dejar perder una vez más las oportunidades de concretar la solución.

19. The Paper: ¿Le preocupa a China que la cuestión de Taiwan tenga mayor repercusión negativa en las relaciones sino-estadounidenses?

Los 23 millones de habitantes en Taiwan son nuestros compatriotas de carne y hueso. Siempre seguimos de cerca la situación epidémica en la isla y siempre estamos preocupados por la seguridad sanitaria de los compatriotas de Taiwan. Desde la aparición de COVID-19, hemos cuidado y apoyado a los compatriotas de Taiwan tanto en la parte continental como en el ultramar. Seguiremos haciendo el mayor de nuestros esfuerzos para atender las necesidades de los compatriotas de Taiwan en la lucha contra el virus.

A base del principio de una sola China, el Gobierno chino y la OMS han realizado arreglos adecuados con respecto a la participación de la región Taiwan de China en los asuntos sanitarios globales. La región Taiwan tiene canales totalmente expeditos para acceder a las informaciones sobre la enfermedad y realizar intercambios y cooperaciones con los expertos epidemiológicos de la OMS y de sus miembros, y nunca existen obstáculos técnicos ni brecha en la lucha contra COVID-19 de Taiwan. Las autoridades taiwanesas, haciendo caso omiso del bienestar del pueblo, se niegan a reconocer el consenso del 1992 que reafirma la pertenencia de ambas orillas del Estrecho de Taiwan a la misma China, y son ellas quienes cierran la puerta para la coordinación interribereña en la gestión de los asuntos exteriores.

El tema de Taiwan es asunto interno de China y el principio de una sola China es un consenso general de la comunidad internacional y constituye la base política de los vínculos bilaterales entre China y todos los países que han establecido relaciones diplomáticas con China. Nos oponemos firmemente a intercambios oficiales con las autoridades taiwanesas so pretexto de la cooperación contra COVID-19. Nos oponemos firmemente a que hagan gestiones a favor del llamado "espacio internacional" para las autoridades taiwanesas en flagrante violación del principio de una sola China, y nos oponemos firmemente a que fuerzas foráneas estimulen y alienten a los secesionistas taiwaneses a procurar la independencia aprovechando el virus.

La reunificación de China es una tendencia histórica irreversible. Nadie ni ninguna fuerza puede detenerla. Instamos a EE.UU. a que reconozca plenamente la alta sensibilidad de la cuestión de Taiwan y que se adhiera al principio de una sola China y a los tres comunicados conjuntos China-EE.UU.. Advertimos seriamente a EE.UU. que deje sus ilusiones irrealistas y cálculos motivados por razones de política interna y que no intente desafiar el límite de principio de China.

Que no subestime la determinación inquebrantable de los 1,400 millones de chinos de salvaguardar la unidad de la patria.

20. The Straits Times: Algunos creen que China está expandiendo sus actividades en el Mar Meridional de China utilizando los tiempos de COVID-19. ¿Qué comentarios tiene usted al respecto? ¿Afectarían las consultas del Código de Conducta de las Partes en el Mar Meridional de China (COC)?

Es absurdo afirmar que China utilizará COVID-19 para expandir su presencia en el Mar Meridional. Recientemente, China está enfrascada en cooperar con los países de ASEAN en la lucha contra COVID-19. Nos brindamos mutuamente apoyo y asistencia, de lo que nuestra confianza mutua sale aún más reforzada. Los barcos y aviones cargados de insumos antiepidémicos van y vienen sobre este Mar, que está convirtiéndose en un mar de solidaridad y cooperación entre China y ASEAN. Pero, ciertos países extrarregionales siguen mandando más aviones y buques militares a estas aguas para ostentar sus fuerzas armadas y sembrando discordias entre China y los países de ASEAN, obstinándose en desestabilizar la situación de este Mar arduamente lograda. Estos actos son malintencionados y despreciables.

En los últimos años, con los esfuerzos aunados de China y los países de ASEAN, la situación en el Mar Meridional se tiende a estabilizar y mejorar. Hemos logrado muchos avances positivos en la búsqueda y el salvamento marítimos, la protección del medio marino, y la investigación científica marina, entre otros. Las consultas de COC están realizándose de manera rápida y ordenada, cuyo texto se encuentra actualmente en la segunda lectura. China y los países de ASEAN han llegado al explícito consenso de culminar COC a la mayor brevedad. Nuestra confianza y determinación de cumplir este objetivo es firme y no será perturbada ni socavada por ninguna fuerza extrarregional. China seguirá intensificando su colaboración con los países de ASEAN para reanudar cuanto antes las consultas de COC suspendidas por COVID-19, y explorar activamente nuevos modos de cooperación marítima, en aras de defender efectivamente la paz, la estabilidad, el desarrollo y la prosperidad del Mar Meridional de China.

21. China News Service: ¿Podría contarnos los trabajos que despliegan la Cancillería china y las embajadas y consulados en el extranjero para resolver los problemas de los compatriotas chinos en el ultramar?

Desde la aparición de la enfermedad, la patria siempre está en vilo por el bienestar de los ciudadanos chinos en el ultramar. El Secretario General Xi Jinping nos exige en reiteradas ocasiones adoptar medidas efectivas para proteger la seguridad y la salud de los ciudadanos chinos en el extranjero. La Cancillería y las misiones diplomáticas y consulares chinas nos ponemos a trabajar inmediatamente, movilizamos los recursos a nivel global y hacemos todo lo posible para hacer llegar la atención y el cariño del Partido y de la patria a cada uno de los chinos en el exterior, desplegando así una operación especial de protección consular sin precedente en todo el mundo.

Contactamos con los ciudadanos chinos en todas las partes del mundo, ayudándoles a solventar sus dificultades. Hemos invitado a cualificados expertos chinos a tener videoconferencias con los estudiantes chinos en el extranjero, enseñándoles cómo protegerse del virus. Hemos enviado a más de 20 equipos médicos a diferentes países para orientar la labor antiepidémica de nuestros compatriotas. Hemos coordinado los canales de diagnóstico y tratamiento a distancia tanto domésticos como locales para proporcionar servicios antiepidémicos a los chinos en el ultramar. Sobre todo, hemos prestado especial atención a los estudiantes chinos en el exterior, haciendo todo lo posible para repartir a cada uno de ellos más de un millón de paquetes sanitarios repletos de cariño.

La línea caliente de protección consular 12308 funciona 24 horas al día. Se ha atendido a más de 200 mil llamadas tan sólo entre marzo y abril, que supone un promedio de 3600 llamadas diarias. Prestamos suma atención a cada llamada, sin dejar ninguna sin registro ni respuesta, haciendo lo posible para allanar la vía expedita de ayuda a los ciudadanos chinos en el extranjero.

Desde el inicio de la enfermedad, enviamos aviones chárter a llevar de regreso a nuestros ciudadanos en el extranjero. Y luego, por el deterioro de la situación, arreglamos vuelos provisionales para ayudar a los compatriotas que se encontraban en apuros a regresar al país de manera ordenada.

Para la diplomacia china, servir al pueblo es nuestro objetivo irrenunciable. En estos meses especiales, cada jefe de misión y cada uno de los funcionarios de las embajadas y los consulados, con un alto sentido de responsabilidad, se han mantenido firmes en sus puestos, desafiando al riesgo de contagio y dispuestos a hacer sacrificios. A los compatriotas en tierras ajenas, la patria siempre está detrás de ustedes y en todo momento las misiones diplomáticas y consulares chinas están con ustedes.

22. Associated Press of Pakistan: ¿Cómo ve usted la actual situación afgana?

Afganistán, conocido como el corazón de Asia, es importante para la paz y la estabilidad de la región. Actualmente, con la rápida evolución de la situación afgana, el país se está acercando a la paz como nunca antes. Pero el camino por delante no es del todo llano. Tenemos ante nosotros cinco tareas apremiantes:

Primero, consolidar la unidad gubernamental. Saludamos el acuerdo alcanzado entre el Presidente Ghani y el Dr. Abdullah con respecto a la conformación del gobierno de unidad nacional y esperamos un pronto y normal funcionamiento de dicho gobierno.

Segundo, establecer el esquema de las negociaciones de paz. Exhortamos el cese el fuego inmediato de las diferentes facciones afganas para llegar cuanto antes a un arreglo consensuado sobre las negociaciones internas, lo que facilitaría las conversaciones sobre el futuro esquema nacional.

Tercero, asegurar un repliegue apropiado y ordenado. Las Fuerzas Armadas estadounidenses deben retirarse de manera responsable para no perjudicar los intereses de Afganistán y otros países de la región.

Cuarto, combatir el terrorismo. Las diversas partes deben redoblar esfuerzos para luchar contra el terrorismo y prevenir la reaparición de las fuerzas terroristas.

Quinto, conseguir apoyo internacional. Una constante mejora de sus relaciones con Pakistán y otros países le granjearía a Afganistán más apoyo y concertación internacionales para su proceso de paz y reconciliación.

A nuestro juicio, además, este proceso tiene que atenerse a tres principios:

Primero, debe ser un proceso liderado por los propios afganos. Dejar el destino de la nación en las manos de los afganos para que puedan tomar soberanamente las decisiones sobre el futuro de su propio país.

Segundo, debe ser un proceso en que prevalece la paz. Todas las partes deben abstenerse de recurrir a la fuerza para satisfacer sus propios intereses.

Tercero, debe ser un proceso ampliamente inclusivo, que hará de Afganistán un país más inclusivo, unido y dinámico.

El pueblo afgano tiene derecho a liberarse de la sombra de las guerras y vivir una vida feliz. El pueblo chino, como vecino, amigo y hermano, siempre está firmemente del lado del pueblo afgano. China seguirá desempeñando un papel activo y constructivo para promover las negociaciones internas afganas, el restablecimiento de la paz y estabilidad, la reconstrucción económica y la participación afgana en la cooperación regional.

23. Hubei TV: La Cancillería ha venido haciendo enormes esfuerzos para defender la reputación de la ciudad y ganar la batalla defensiva en Wuhan. ¿Qué más va a hacer la Cancillería para ayudar al desarrollo y la apertura de Hubei?

Bajo la firme dirección del Comité Central con el Camarada Xi Jinping como núcleo, hemos logrado éxitos decisivos en la batalla defensiva en Hubei y Wuhan. En esta ardua batalla, el pueblo de Hubei y Wuhan ha hecho enormes esfuerzos y sacrificios, aportando excepcionales contribuciones a la lucha contra COVID-19 en todo el país e incluso en el mundo en general. Desde aquí, en nombre de todos los compañeros del servicio exterior, quisiera rendir alto homenaje al heroico pueblo de Hubei y Wuhan.

A partir de la aparición de COVID-19, el servicio exterior también nos hemos dedicado activamente a la batalla defensiva de Hubei y Wuhan. Siguiendo las disposiciones del Grupo Directivo Central, hemos enviado a Hubei un grupo de trabajo para recabar los recursos de asistencia y coordinar la recepción de ayudas internacionales. Más de 100 colegas del servicio exterior que estaban de vacaciones en Hubei también se pusieron a trabajar in situ en la batalla contra COVID-19 y lucharon junto con los paisanos de su provincia natal. Al surgir COVID-19, los compatriotas de Hubei en el extranjero se preocupaban por sus familiares pero no podían regresar a China por la suspensión de vuelos, entonces, movilizamos a nuestras misiones diplomáticas y consulares en el extranjero a tenderles la mano y arreglar aviones chárter para traerlos a casa.

Actualmente, el orden económico y social de Hubei ya ha vuelto en lo preliminar a la normalidad. La Cancillería pondrá en juego sus ventajas para ayudar al desarrollo de Hubei en la etapa post COVID-19. Exploraremos activamente la apertura de vías rápidas para personal de urgente necesidad en Hubei y Wuhan, en aras de apoyar la reanudación del trabajo y la producción de empresas relacionadas con el extranjero. Conforme a la evolución de COVID-19 en el mundo, crearemos más oportunidades para que Hubei retome su intercambio internacional y amplíe su cooperación con el exterior. Cuando se den las condiciones, la Cancillería está dispuesta a celebrar de nuevo un especial acto promocional exclusivamente para Hubei, para presentar ante el mundo una Hubei y una Wuhan renacidas de las cenizas, y para que los pueblos del mundo conozcan mejor a Hubei y apoyen a Wuhan.

Para sus Amigos:   
Imprimir
<