Intervención del Embajador de China en España Wu Haitao en ocasión del 71 aniversario de la fundación de la República Popular China
29/09/2020

 

 

Señoras y señores, amigos todos:

 

En ocasión de celebrarse el 71 aniversario de la fundación de la República Popular China, me gustaría agradecer, en nombre de la Embajada de China en España, a los amigos de todos los sectores que durante largo tiempo han prestado atención y apoyo al desarrollo de China y a la amistad y la cooperación entre China y España. Como en este año, el Día Nacional de China coincide con una fiesta tradicional de China, a saber, la del Medio Otoño, aprovecho la oportunidad para trasladar, junto con mis colegas, mucha felicidad y mejores deseos para la comunidad china, los estudiantes chinos, así como para todos los trabajadores de las entidades chinas acreditadas en España.

 

Durante los 71 años a raíz de la proclamación de la Nueva China, bajo el liderazgo del Partido Comunista de China, el pueblo chino ha luchado con unidad y tenacidad, y ha logrado grandes éxitos de desarrollo que han llamado la atención del mundo. China contribuye en más de 70% a la reducción de la pobreza a nivel mundial, liberando a más de 800 millones de personas de ese flagelo, con la red más extensa de seguridad social de todo el mundo. China ha pasado a ser la segunda economía del mundo, al tiempo de ser el primer socio comercial de más de 130 países y regiones, y representar más de 30% del crecimiento económico global durante varios años consecutivos. Más de 138 países y 30 organizaciones internacionales han firmado con China documento de cooperación en el marco de la Franja y la Ruta. China siempre apuesta por el desarrollo pacífico, adopta la estrategia de apertura basada en el beneficio mutuo y la ganancia compartida, defiende el orden internacional con la ONU como núcleo, y salvaguarda el orden mundial basado en el derecho internacional y el sistema comercial multilateral representado por la OMC.

 

En lo que va del año, la COVID-19 ha venido arrasando el mundo. El Partido Comunista de China y el Gobierno chino, al anteponer el pueblo y la vida por encima de todo, ha librado con celeridad una guerra popular de prevención y control epidémico, logrando importantes resultados. China ha hecho posible la coordinación de la contención de la epidemia y el desarrollo socioeconómico, convirtiéndose en la primera de las principales economías en recuperar el crecimiento desde el inicio del brote epidémico. China, con su actitud abierta, trasparente y responsable, ha comunicado oportunamente los datos epidemiológicos a la OMS y los países concernientes, ha publicado la secuencia genética del virus, y ha compartido las experiencias de la contención y el tratamiento de la COVID-19, ofreciendo dentro de sus posibilidades ayudas a la comunidad internacional, y brindando un fuerte apoyo a la lucha global contra la COVID-19. El Gobierno chino centrado en el pueblo ha trasladado con sus acciones concretas el cuidado y el cariño de la patria a los compatriotas chinos en el ultramar.

 

Si bien a los cambios inéditos en un centenar de años se ha sumado la pandemia de COVID-19, siguen vigentes la paz y el desarrollo como la tendencia predominante de esta era. Es más, se hace cada vez más vehemente la aspiración de los pueblos por la paz, el desarrollo, la cooperación y la ganancia compartida. China seguirá trabajando sin aflojamiento en la contención permanente de la COVID-19, compartiendo las experiencias y terapias con el mundo, brindando apoyo y ayuda a los países que los necesiten, garantizando la estabilidad de la cadena global de suministro de los insumos sanitarios, y participando activamente en las investigaciones científicas internacionales acerca del rastreo de la fuente viral y sus canales de trasmisión. Las vacunas chinas contra COVID-19, una vez desarrolladas y puestas en uso, pasarán a ser bienes públicos globales, y estarán disponibles primero para los países de desarrollo. China seguirá tomando la reforma estructural por el lado de la oferta como el hilo conductor, construyendo una nueva configuración de desarrollo propulsado por los ciclos económicos interno y externo, siendo principal el primero. China continuará ampliando la demanda interna y la apertura exterior, y compartiendo con el mundo los dividendos de su desarrollo. China se mantendrá comprometida a construir un nuevo tipo de relaciones internacionales basadas en el respeto mutuo, la justicia y equidad, la cooperación y la ganancia compartida. Desarrollará la cooperación amistosa con distintos países del mundo y desplegará una red global de socios, al tiempo de defender firmemente la soberanía nacional, seguridad e intereses de desarrollo, salvaguardando con determinación sus derechos legítimos. China seguirá adhiriéndose al multilateralismo y a la concepción de la gobernanza global de consultas, cooperación y beneficios para todos, manteniéndose siempre como constructor de la paz mundial, contribuyente del desarrollo global, defensor del orden internacional, con miras a construir con todos los pueblos la comunidad de futuro compartido de la humanidad.

 

Señoras y señores, amigos todos:

 

En noviembre de 2018, el Presidente Xi Jinping realizó una exitosa Visita de Estado a España, marcando una nueva era de la Asociación Estratégica Integral China-España. Desde que se desató la COVID-19, el Presidente Xi Jinping ha intercambiado mensajes de solidaridad y apoyo con S.M. el Rey Felipe VI y el Presidente Pedro Sánchez. El Consejero del Estado y el Ministro de Exteriores Wang Yi y su homóloga Arancha González Laya sostuvieron dos llamadas para profundizar la cooperación antiepidémica. Hace unas semanas, Yang Jiechi, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China y también el Director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores del Comité Central del PCCh llevó a cabo una Visita Oficial a España en que ambos países alcanzaron nuevos e importantes consensos para implementar los acuerdos cerrados en la visita del Presidente Xi Jinping.

 

China concede suma importancia a la Declaración Conjunta entre China y España sobre el Fortalecimiento de la Asociación Estratégica Integral en la nueva era, y está dispuesta a profundizar la cooperación antiepidémica a la vez de mantener el ímpetu de los contactos de alto nivel con la parte española, profundizar aún más la confianza mutua estratégica,  profundizar la cooperación de la exportación agroalimentaria, energía renovable, ciudad inteligente, vehículos eléctricos, comercio electrónico y comunicación digital, entre otras, promover los proyectos prioritarios del ferrocarril y el trasporte marítimo en el marco de la Franja y la Ruta, y explorar la cooperación en terceros mercados como América Latina y el Caribe. España está invitada a participar en la III Exposición Internacional de Importaciones de China. China trabajará con la parte española para intensificar el intercambio en ámbitos como la enseñanza del idioma, la cultura, el deporte, y el turismo, enriqueciendo así los lazos que unen a ambos pueblos. En ocasión del 45 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas China-UE y el 75 aniversario de la fundación de la ONU, China está dispuesta a trabajar con España y el resto de la comunidad internacional para reforzar la comunicación y la coordinación sobre la gobernanza global, el fortalecimiento del desarrollo sostenible, la lucha contra el cambio climático, la solución de los problemas candentes globales y regionales, apoyando y defendiendo firmemente la ONU y salvaguardando e implementando juntos el multilateralismo.

 

Señoras y señores, amigos todos:

 

Antes de que acabe el año, China sacará toda la población rural de la pobreza según el estándar vigente, culminará la construcción integral de la sociedad modestamente acomodada, y cumplirá el primer objetivo centenario. Sobre esta base, China emprenderá la nueva expedición de la construcción integral de un país socialista moderno y acometerá el segundo objetivo centenario. China no busca la superioridad ni se interesa por el juego de suma cero, al contrario, optamos por el camino de paz, apertura, cooperación y desarrollo conjunto. La parte china está dispuesta a trabajar con la española para implementar los importantes consensos alcanzados por los dirigentes de ambos países, y generar mayores éxitos de la Asociación Estratégica Integral China-España en la nueva era. Estoy convencido de que tras haber combatido de la mano la COVID-19, la amistad saldrá más fortalecida y las relaciones bilaterales tendrán un futuro más brillante.

 

Muchas gracias.

Para sus Amigos:   
Imprimir
<